De la capacitación al desarrollo organizacional y de éste hacia la ambidestreza

Elvira Carrasco Díaz



DOI: http://dx.doi.org/10.20983/novarua.2014.9.3

Resumen


El tiempo dedicado por las mujeres y hombres a trabajar es también un espacio para su desarrollo personal. Al ir aumentando sus destrezas, adquiriendo conocimientos e interactuando con los demás, se van incrementando los recursos personales para desenvolverse en la vida.

En una relación de dos vías, las empresas prosperan, entre otras razones, por el talento humano; las personas que ahí participan pueden acceder a más oportunidades para una mejor calidad de vida.

La presente investigación tiene el propósito de mostrar el estado del conocimiento que guardan los procesos educativos que se realizan en contextos laborales. Las estrategias educativas con fines laborales se muestran históricamente en tres grandes modelos: el artesanal, donde los oficios eran transmitidos de generación en generación, acompañados de una escala de valores propios del oficio; el modelo industrial, que surgió por el aumento en la demanda de productos como resultado de la revolución industrial; finalmente, el modelo de desarrollo organizacional, que surgió a partir del siglo xix, en el que se da una visión sistémica y se espera que la educación sirva para crear las condiciones deseadas para el futuro.

Las posturas teóricas recientes invitan a comprender que los procesos educativos desarrollados en contextos laborales atienden sentidos diferentes. Uno de ellos es el preservar lo actual (un ciclo), dar seguimiento a saberes que deben permanecer; otro, es el favorecer la innovación, la ruptura de paradigmas y la creación de nuevos conocimientos (ciclo doble). A la capacidad de las empresas para desarrollar ambos sentidos se le llama ambidestreza, término que lleva a las organizaciones a buscar maneras de integrar ambos sentidos sin llegar aun a concretar el camino para ello.

 


Palabras clave


ambidestreza; capacitación; desarrollo

Texto completo:

PDF

Referencias


Vázquez, G. (1998). La educación no formal y otros conceptos próximos. Barcelona: Ariel, S. A.

Castañeda, D. (2005). “¿Capacitación o aprendizaje organizacional?”. Gestión Humana, 1-4.

Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo xxi. (s/f ). La educación encierra un tesoro. Santillana Ediciones, unesco.

Education, A. f. (2010). Obtenido de www.aee.org/about/whatIsEE

Fermoso, P. (1994). Pedagogía social. Fundamentación científica. Barcelona: Herder.

George, C. (1974). Historia del pensamiento administrativo. México: Prentice Hall.

López, E., García, F. E., y García, S. M. (2012). “De la organización que aprende a la ambidestreza: evolución teórica del aprendizaje organizativo”. Cuadernos de Administración de la Universidad Pontificia, 1-37.

Naghi, A., Jandghi, G., Mehdi, S., Hosvani, R., y Ramezan, M. (2010). “Increasing the intellectual capital in organization: examinig the role of organizational learning”. European Journal of Social Science, 98-108.

Meza, M. D. (2000). Modelos de pedagogía

empresarial. Educación y

Educadores de la Universidad de la

Sabana, 77-89.

Ordóñez, M. L., y Arenas, L. S. (2014). “Un acercamiento al proceso de construcción, deconstrucción y reconstrucción del pensamiento administrativo”. Global Conference on Business and Finance Proceedings, 1136-1144.

Sirvent, M. T., Toubes, A., Santos, H., Llosa, S., y Lomagno, C. (2006). “Revisión del concepto de educación no formal”. Cuadernos de Cátedra de Educación no Formal.


Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2015 Nova Rua



ISSN: 2007-4042